Exhibidor

Latino América

Brasil

Publicidad

Noticias / del mercado / Política

07 Junio 2019 | Renata Vomero

La ley antiaborto de Georgia mueve al mercado

Políticos y profesionales destacan posibles consecuencias del boicot

Cuota
(Foto: G1)

En mayo, el gobernador republicano del estado de Georgia, Brian Kemp, firmó la ley que prohíbe la práctica de abortos a partir del momento en el que es posible identificar los latidos del corazón del feto (sexta semana). La medida creó una avalancha de críticas en la oposición, puesto que muchas mujeres descubren el embarazo después de ese período. La ley, por lo tanto, les imposibilitaría la interrupción de la gestación. En Estados Unidos, el aborto es legal a nivel federal desde 1973.

Publicidade fechar X

Toda la discusión sobre el tema movió a Hollywood, ya que Georgia es reconocida por ser la casa de millares de producciones de sus estudios. El estado fue apodado "Hollywood del Sur". Todo empezó cuando Netflix se pronunció y dijo que iba a reevaluar las inversiones en el estado si la ley sigue adelante. Ese movimiento influenció a otros estudios, que lo tomaron como ejemplo, como Disney, Warner, Universal, Sony, Viacom, AMC, entre otros.  

Lo que fue especulado por Variety en un análisis contundente acerca del asunto era que los estudios esperaban que MPAA (Motion Picture Association of America) estuviera al frente del reclamo, representando a todas las empresas del sector. Sin embargo, con el comunicado de Netflix, otros conglomerados se sintieron presionados por sus propios colaboradores para que tomaran posición, lo que acabó generando una gran discusión. Una petición creada por grupos provida de Georgia ya cuenta con 14 mil firmas pidiendo que el CEO de Netflix, Reed Hastings, reconsidere el posicionamiento de la empresa. Algunos políticos republicanos del estado comentaron con ironía sobre este posicionamiento de Hollywood, diciendo que el estado no necesita la opinión de la "tierra de Harvey Weinstein", recordando los escándalos del productor.

Gran parte de la oposición a esta legislación espera que las amenazas de Hollywood al estado de Georgia resulten eficaces, ya que la industria movió 2,7 mil millones de dólares y genera más de 90 mil empleos en la región. Sin embargo, algunos nombres de la política estadounidense declararon su preocupación justamente en cuanto a este impacto económico, según había comprobado Variety.  

"Yo entiendo y aprecio a aquellos que están abogando por el boicot, pero no es posible cambiar la política si usted abandona el lugar. Sin embargo, ellos lo hicieron bien y están dando visibilidad al tema; espero que esto nos dé fuerzas para detener la legislación", comentó el senador Jen Jordan, quien está en contra de la ley, a Variety.

The Hollywood Reporter también abordó el tema y presentó la perspectiva de aquellos que trabajan con el cine en la región. "Son casi 100 mil profesionales en Georgia que podrían perder sus empleos. Nosotros somos más diversos y tenemos un gran número de mujeres, lo que solía ser difícil. También tenemos el único dueño de estudio afroamericano de Estados Unidos. Y ahora Hollywood nos quiere boicotear", se desahogó el productor Patrick Millsaps, que trabaja en el estado, para The Hollywood Reporter.

Según el portal, otros estados ya están haciendo campaña para ser la nueva casa de Hollywood, prometiendo ofrecer diversidad y, muy importante, beneficios monetarios atractivos, ya que en Georgia las empresas tenían un descuento del 30% en los impuestos. Los estados que se esfuerzan por atraer a los estudios serían: Illinois, Nueva York y California, que lanzó un vídeo en las redes sociales con la frase "Este es el momento de regresar a casa", refiriéndose al hecho de que el estado ya ha sido el lugar de grandes producciones en el pasado.

Movimiento trás cámaras

Cuando surgió esta polémica, el productor Peter Chernin, uno de los más grandes nombres de la industria, decidió ponerse en contacto con los ejecutivos de Hollywood para recaudar 15 millones de dólares y donarlos a la empresa ACLU (American Civil Liberties Union), no solo para combatir la legislación de Georgia, pero, sobre todo, para intentar hacer resistencia a leyes semejantes que están ganando fuerza en otros estados del país.

De acuerdo con The Hollywood Reporter, el productor envió un correo a los ejecutivos pidiendo donaciones y dando plazo hasta el 1 de julio para reunir todo el dinero. Algunos de los nombres que habrían sido contactados por Chernin serían: Ari Emanuel, Ted Sarandos y Shonda Rhimes. En el comunicado afirma creer que esta es la mejor solución para conseguir frenar la ley en Georgia, en lugar del boicot, ya que perjudicaría a los profesionales que trabajan allí. Sin embargo, aún no se sabe cuánto se recaudó o si los estudios se han adherido totalmente a su campaña.

Cuota

+ Producciones